Vivienda Saludable

por Abr 26, 2021Reformas

En Reformalista apostamos por la construcción y reformas para disponer de una vivienda saludable y eficiente.  Este es un principio que aplicamos en todas nuestras obras sin importar la antigüedad del inmueble.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una vivienda saludable es un espacio de residencia que promueve la salud y se caracteriza por: tenencia segura, ubicación segura, estructura adecuada y espacios suficientes, servicios básicos de buena calidad, muebles, utensilios domésticos y bienes de consumo seguros, entorno adecuado y hábitos de comportamiento saludables.

El informe «Who Housing and Health Guidelines» (Guías de Vivienda y Salud), publicado por este organismo internacional en el año 2018 recoge algunas directrices sobre las viviendas saludables. 

Todas esas directrices conllevan a realizar acciones para lograr una vivienda que, tal y como define la propia OMS, sea “un refugio que sustente un estado de bienestar físico, mental y social. La vivienda saludable proporciona un sentimiento de hogar, incluyendo el sentimiento de pertenencia, seguridad y privacidad”.

vivienda saludable

Pero, ¿sabes cuáles condiciones debe cumplir una vivienda saludable?

Ventilación

La normativa sobre construcción (Código Técnico de Edificación) establece que se debe asegurar una ventilación adecuada en todas las estancias de una vivienda a fin de aportar suficiente aire del exterior a la vez que se garantiza la extracción y expulsión del aire viciado. 

Para ello, contar con una ventilación natural cruzada es fundamental.  Las ventanas reciben aire exterior y ventilan la vivienda a través de sus huecos, por lo tanto deberían tener una apertura del 10% como mínimo.

Iluminación

Optar en lo posible por la iluminación natural, aprovechando la luz solar al máximo es básico en una vivienda saludable. 

La idea es seguir el ciclo circadiano: luz natural más intensa por la mañana y más suave al atardecer, complementada con luz artificial que se autorregule.  Por lo tanto, la ubicación y distribución de elementos como ventanas, ventanales y tragaluces son clave.

En cuanto a la luz artificial, el consejo es optar por bombillas de bajo consumo o leds de luz blanca y sin parpadeos. 

Se recomienda un nivel alto de iluminación en zonas donde se realicen tareas detalladas, un nivel medio en zonas de ocio, un nivel moderado en zonas de almacenamiento o de descanso y un nivel bajo en zonas de circulación.

Temperatura y Humedad

 Se debe mantener una adecuada temperatura y humedad relativa. El exceso de frío o calor en la vivienda se consideran peligrosos para la salud. 

Lo mismo ocurre con la humedad. Disponer de una buena climatización se relaciona con un buen aislamiento de la vivienda, y con puertas y ventanas ajustadas que impidan el paso de corrientes de aire.  

Se recomienda optar por un sistema de climatización limpio y eficiente que se adapte a tus necesidades y que sea respetuoso con el medioambiente.

Aislamiento acústico

El ruido del exterior tal como el tráfico de coches, el tránsito de personas, golpes, bares y salas de fiesta próximas, entre otros, puede perturbar nuestro descanso y repercutir negativamente en la salud. 

Una vivienda saludable debe contar con aislantes acústicos de calidad, que la protejan de toda la contaminación acústica.  Los ruidos se miden por un sonorímetro y los niveles máximos permitidos son:

  • Dormitorios: 30 decibelios de 8 a 23 horas, y 25 decibelios por las noches.
  • Zonas de estancia: 35 decibelios de 8 a 23 horas, y 30 decibelios por las noches.
  • Zonas de servicio como cocina y baños: 40 decibelios de 8 a 23 horas, y 30 decibelios por las noches.

Agua

Se debe disponer de fontanería con agua fría y caliente en toda la vivienda, colocando llaves de corte en todas las zonas húmedas.

Las zonas de desagües deben estar desprovistas de sifones para evitar malos olores.  Adicionalmente, es necesario contar con dispositivos de ahorro y uso responsable y eficiente con el objetivo de no derrochar agua.

Contar con agua pura y segura en la vivienda no es solo un derecho sino una responsabilidad.

Limpieza

Mantener la casa limpia es fundamental en una vivienda saludable.  Es importante para evitar que los microorganismos entren en contacto con nuestro organismo y causen enfermedades.

Se debe tener en cuenta cuáles productos se utilizan para la higiene de la vivienda, pues algunos de ellos pueden provocar vapores nocivos. 

Se recomienda optar por productos de limpieza biodegradables y ecológicos fabricados con esta finalidad que son igualmente eficaces pero sin componentes peligrosos.

Seguridad

Las viviendas saludables deben contar con dispositivos de seguridad: alarmas de humo y sondas de CO2, puertas en escaleras y protectores de ventanas, entre otros.

Los materiales de construcción se considerarán seguros si son ecológicos, antimicrobianos, sin olores y libres de componentes que podrían perjudicar la salud de sus habitantes. No pueden contener elementos ni substancias tóxicas.

Eficiencia energética

El objetivo de una vivienda saludable es que su consumo energético tienda a cero. Para ello, es necesario contar con instalaciones y electrodomésticos de alta eficiencia y energías renovables.

Es importante que conozcas que actualmente existen ayudas que pueden solicitarse para la rehabilitación de viviendas en pro de mejorar su eficiencia energética.

En este sentido te recomendamos consultar las condiciones establecidas en el Plan “Renove Madrid 2020-2021”.  Estas ayudas por un lado buscan mejorar la seguridad y eficiencia de los sistemas de calefacción por medio de calderas en comunidades de propietarios, y por el otro, mejorar el aislamiento térmico al cambiar las ventanas antiguas por otras ventanas más eficientes.

En resumen, en la construcción y reformas de viviendas saludables se deben tener en cuenta diversos factores, entre ellos el tipo de materiales usados, la calidad del aire que se respirará en el interior de la casa, el consumo de energía, el bienestar de las personas o el uso de recursos.   El objetivo, en todos los casos, es buscar una mejor salud y un mayor confort de las personas.

Las situaciones actuales nos llevan a pasar la mayor parte del tiempo en espacios cerrados y por ello es súper importante que vivamos en un mejor entorno… así que si necesitas mejorar el bienestar para ti y los tuyos te invitamos a pensar en “vivienda saludable”. 

Nosotros estaremos encantados en atenderte y asesorarte para tomar las mejores decisiones, contacta con nosotros para presupuesto o cualquier duda que tengas.

¡Muchas gracias por leernos!

«Un Sueño hecho realidad y una inversión inteligente»

Categorías

REFORMAS DESTACADAS

NEGOCIOS Y OFICINAS

“Reformar revaloriza tu casa”

«Un Sueño hecho realidad y una inversión inteligente»