Gana calidad de vida con la reforma de tu Baño

por Oct 19, 2020Reformas

Si estás pensando en hacer una reforma integral a tu vivienda en la cual piensas en una reforma de baño, para renovar y darle un nuevo estilo, es fundamental tener los puntos claros.

El baño, ese espacio tan íntimo y privado, así como necesario; que junto con la cocina es una de las estancias más reformadas de la casa.

Hay muchos aspectos que debes conocer y tener en cuenta, más allá de estilos o modelos que sean de tu gusto, una buena planificación será esencial para transformar tu baño en base al presupuesto disponible y al diseño que desees.

¿Cuándo reformar mi baño?

Para poder valorar esto lo primero es saber si queremos hacer una reforma de baño completa o solo reparar algunos problemas pequeños, por lo cual, es necesario que tomes en consideración cada cuánto tiempo debas estar haciendo pequeñas reparaciones o si te compensa mejor, hacer una reforma integral de todo el baño.

La mayoría del mobiliario de baño suele durar entre 15 ó 20 años, claro está, dependiendo de las calidades, del mantenimiento y cuidado que le des.

También es fundamental tener la opinión de los especialistas, quienes determinarán el tipo de fallos que pueda haber, además de todos los posibles daños o deterioros observados por ti.

Deja en nuestras manos todo el trabajo de tener que gestionar planos para determinar el tipo de reforma que haremos en el espacio; ubicación del lavamanos, los desagües, la ducha, aseos, bidé y demás elementos.

reforma de baño

Elementos esenciales

En las reformas de baño y aseos es importante elegir los elementos más funcionales y a la vez estéticos de acuerdo con el espacio, debido a que se tratan de componentes con los cuales conviviremos durante mucho tiempo.

Los elementos esenciales que considerar al momento de reformar un baño son: los lavabos, la ducha y a la bañera, el inodoro y el bidé, los suelos y las paredes, la iluminación, el espejo, el mueble y por supuesto el estilo.

A continuación, te comentamos sobre los lavabos, la ducha, la bañera, el inodoro y el bidé.  En próximo artículo lo haremos con el resto de los elementos esenciales.

Los Lavabos

Normalmente, los lavabos suelen tener 50 cm.  Aunque hay excepciones con los maxis y escultóricos que se salen de la norma y minis de hasta 20 cm, para aseos estrechos.  Existen los diseños tipo “diseño encastrado” o los “sobre encimera”.

En materiales podemos elegir entre: porcelana -generalmente en color blanco-, resinas -que aportan color-,  metal, y piedra.  Otra opción, mezcla de diseño y material, es crear de una sola pieza encimera y lavabo, con piedras naturales o sintéticas (tipo Corian o Silestone) o con microcemento.

Si cuentas con espacio y para facilitar la vida en pareja, sugerimos instalar dos lavabos en el mismo frente, dejando siempre 60 cm entre ellos para que su uso sea cómodo.

Ducha vs. Bañera

Elegir por una Ducha o por una Bañera depende del espacio, de las necesidades y del presupuesto disponible. Veamos los beneficios de cada una:

  • Ducha: solución más compacta, menos consumo de agua, mejor para personas con dificultades de movimiento, acceso más fácil para la limpieza.
  • Bañera: indispensable si hay niños, mejor estética, perfecta para relajarte (¡y si se trata de una bañera de hidromasaje el beneficio es aún mayor!).

Aunque la Bañera ha sido la reina del baño durante muchos años, en la actualidad cambiar una Bañera por un Plato de Ducha es una de las reformas más solicitadas, además de ampliar el espacio, es más segura y cómoda. Ducha y Mampara de Cristal es la combinación perfecta si prefieres un estilo moderno y vanguardista.

En caso de que tu vivienda tenga más de 1 baño una solución ideal es que exista una Bañera en alguno de ellos.

El Inodoro y el Bidé

Es necesario determinar cuál es el tipo de inodoro y cisterna más adecuado, así como también el tipo de bidé.

Según la ubicación del tanque de agua usualmente tenemos los siguientes tipos de inodoros: los de tanque bajo, los de tanque bajo compacto, los de tanque alto y los suspendidos. Los tres primeros son los más clásicos, el inodoro va fijado al suelo.

Cuando lo que se quiere es un diseño más actual, moderno y limpio es recomendado el suspendido, el cual se fija a la pared y además ocupa menos espacio.

Otro aspecto que considerar al momento de elegir un inodoro va en función de cómo es la salida del agua: si la descarga es hacia el suelo, hacia la pared, o si se permiten ambas.

En cuanto al bidé éstos suelen ser de forma cuadrada o redonda y según el tipo de fijación tenemos: bidés de suelo, compactos o suspendidos.

Una solución que permite suprimir el bidé y que hoy en día gana más popularidad, es instalar una ducha higiénica al lado del inodoro, o si el presupuesto lo permite también está la opción de un inodoro-bidé (también llamado “inodoro-inteligente” o “inodoro-japonés”), el cual combina la funcionalidad del inodoro y la limpieza que se hace en un bidé.

En Reformalista podemos darte el mejor asesoramiento y diseño para que la reforma integral de tu baño y/ó aseo vaya de lo mejor y tú estés muy a gusto.

«Un Sueño hecho realidad y una inversión inteligente»

Categorías

REFORMAS DESTACADAS

NEGOCIOS Y OFICINAS

“Reformar revaloriza tu casa”

«Un Sueño hecho realidad y una inversión inteligente»